¿Cómo afecta la gentrificación a la salud de los ciudadanos?

Rubén Pérez

El Ayuntamiento de Barcelona y El Periódico presentaron el pasado cuatro de febrero un estudio que medía los efectos en la salud mental de aquellos ciudadanos afectados por procesos de gentrificación. Este proceso se produce cuando la población local de determinados barrios se ven desplazados por el aumento de los precios de la vivienda, lo que supone un cambio en la idiosincrasia social. La gentrificación provoca que los residentes de toda la vida sean sustituidos por nuevos habitantes con mayor poder adquisitivo o simplemente por turistas.

En Barcelona este proceso es especialmente alarmante en barrios de la zona centro como Barceloneta, Santa Caterina, Poblenou y últimamente Poble Sec. En estos barrios, el aumento de los alojamientos turísticos, así como la llegada de vecinos con capacidad para pagar rentas más altas han desplazado a los vecinos históricos de estos barrios. Estos procesos tienen consecuencias directas en los desplazados según el estudio presentado por el Ayuntamiento.

untitled-5c-20i_36072148

Se calcula que el 91% de las mujeres y el 84% de hombres afectados por la gentrificación sufren de mala salud mental. Esto se suele traducir en depresión y estrés crónico que puede derivar en pensamientos suicidas. Las presiones de este tipo de población a ser desahuciados o expulsados de sus hogares terminan afectando profundamente en su salud.

Pero además de la preocupación por un posible desplazamiento, los vecinos históricos de estas zonas “transformadas” pueden sentirse marginados ante un nuevo tipo de vecindario con el que no se identifican. La afectación del turismo en el uso del transporte público, la desaparición del comercio local o la problemática del ruido son otros temas que provocan molestias importantes en la población local.

El acto, que se celebró en el centro cívico Vil·la Urània, contó también con un debate en el que participaron Mireia Gascón, Isabelle Anguelovski, Mara Ferreri y Carmen Borrell investigadoras de la Red de Científicas Comunicadoras.

Comments are closed.