Barcelona se suma al Año Nuevo chino

El 5 de febrero China dejará atrás el 2018. La fiesta de Año Nuevo es, para el gigante asiático, una festividad multitudinaria. Durante más de 15 días el país se vestirá de gala para despedir el pasado año y dar la bienvenida al siguiente. El festejo consiste en numerosas actividades, desde tradicionales cenas familiares hasta actividades culturales, pasando por una ostentosa exhibición de fuegos artificiales.

A diferencia del caso occidental, la celebración del Año Nuevo chino cae un día diferente cada año, aunque este siempre ocurre entre finales de enero y principios de febrero. Esto se debe a que las fechas se basan en el calendario lunar, y no en el gregoriano. Además, cada período anual se encuentra representado por un símbolo del zodíaco, relacionado con la figura de un animal. 2018 fue el año del Perro y 2019 será el del Cerdo. La influencia de la gran fiesta china a nivel mundial también es especialmente significativa. En los días previos a la celebración, millones de chinos viajan a su país para reencontrarse con sus seres queridos. Nadie quiere perderse la fiesta. Es la mayor concentración anual de viajes del país y el único momento en el que se paraliza una parte importante de la producción y el comercio nacional.

Año Nuevo Chino

Incluso, puede decirse que la importancia de la fiesta del Año Nuevo chino traspasa fronteras. Son muchas las ciudades del continente europeo que deciden unirse a los asiáticos y dedicar eventos especiales a la ocasión. Entre ellas, BarcelonaL’Ajuntament ha organizado, para el sábado 2 de febrero, una jornada especial para celebrar el cambio de año asiático. Se tratará de una celebración a pequeña escala, pero que contará con muchas actividades que se desarrollarán entre las 11:30h y las 20h en la zona de Arc de Triomf, en el barrio del Eixample. 

Esta tradición importada tiene un gran sentido debido a que Barcelona posee una importante comunidad de origen chino, siendo esta una de las nacionalidades extranjeras con más peso en Cataluña. La organización de dicha jornada es una muestra de la diversidad cultural existente en la ciudad y del interés de l’Ajuntament por promover la convivencia cultural.

Dentro de las actividades planeadas para el sábado se encuentran un desfile, varios espectáculos y una feria gastronómica tradicional. El encuentro está organizado en colaboración con la Fundación Instituto Confucio de Barcelona y Casa Asia, entre otras entidades chinas y catalanas.  Las pasadas ediciones el evento tuvo una buena acogida. Está por ver si este buen recibimiento vuelve a repetirse este año, con el Cerdo como protagonista.

 

 

Comments are closed.